ALIMENTOS FUNCIONALES

ALIMENTOS FUNCIONALES

lupabiota180x90Seguro que habéis oído hablar de los llamados alimentos funcionales. Creo sin embargo, que el concepto de funcional aplicado a los alimentos, ha dado lugar a cierta confusión que conviene aclarar.

Por un lado, la definición más acertada desde mi punto de vista, es la que atribuye al alimento funcional las siguientes repercusiones:

  • Beneficio sobre los procesos fisiológicos del organismo.
  • Reducción del riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Por otra parte, también se ha definido al alimento funcional, como  aquel que es reforzado con componentes biológicamente activos, (minerales, vitaminas, ácidos grasos (omega3), fibra alimenticia, antioxidantes, etc.), con el propósito de que su consumo mejore nuestra salud.

Aquí creo, que entramos en terreno pantanoso, porque  estos estupendos aditivos, conllevan un coste económico suplementario, y lo más importante, su consumo quizás, no esté exento de riesgos.

Creo, que si consumiéramos muchos de estos alimentos reforzados, sería difícil controlar la cantidad ingerida de cada nutriente y podríamos rebasar los límites recomendados, llegando a la hipervitaminosis, o a otros excesos que nos perjudiquen.

Dicho esto, vuelvo a la primera definición, e incluyo en alimentos funcionales a la fibra, los probióticos, los prebióticos y los simbióticos. En estos grupos hay muchos alimentos consumidos habitualmente.
fibra (1)FIBRA

El consumo regular de fibra, refuerza nuestra salud gastrointestinal. Basta con saber dónde encontrarla y consumirla en la cantidad y calidad adecuada:

  • La dieta debe aportar 25g fibra/día, siempre acompañada de líquido abundante. Debemos ingerir fibra soluble e insoluble a partes iguales.
  • La fibra soluble absorbe agua y aumenta el volumen de las heces y el peristaltismo. La obtenemos a través de las legumbres, avena, cebada, frutas y verduras
  • La fibra insoluble se encuentra en el salvado de trigo y cereales integrales, frutos con cáscara y semillas (lino, sésamo…).

PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

Los alimentos probióticos, son aquellos que nos aportan microorganismos vIvos y que administrados en cantidades  adecuadas tienen los siguientes efectos:

  • Estimulan los jugos digestivos e intestinales fortaleciendo la flora bacteriana beneficiosa y mejorando  el sistema inmunitario.
  • Regulan el tránsito intestinal.
  • Mejoran la sintomatología alérgica y la intolerancia a la lactosa.

gut-bacteria-1000x1000Los alimentos prebióticos, son todos aquellos componentes, que no digerimos de la fibra y que al fermentarse, sirven de sustrato o alimento a las bacterias intestinales beneficiosas.

  • Favorecen el desarrollo de una microflora intestinal sana, ayudando a los lactobacillus y bifidobacterias a ganar la batalla a las bacterias patógenas con las que compiten.
  • Además, nos ayudan a absorber calcio y magnesio y regulan el equilibrio intestinal.

Para dejar clara la diferencia y la interrelación entre ambos, diremos que los segundos alimentan a los primeros. Es decir los prebióticos son el sustrato fundamental  de las bacterias probióticas.

Entre los alimentos probióticos más destacables están los lácteos fermentados, los encurtidos, el chucrut y el miso. Vamos a describirlos brevemente:

YOGUR: Aunque se comercializan “yogures probióticos”, en realidad esta expresión es una redundancia de similar calibre a “subir arriba”,  porque un yogur natural a secas, es un alimento probiótico en sí mismo, ya que contiene activos vivos que benefician nuestra flora bacteriana, además de su aporte nutricional, de sobra conocido.

El argumento con el que los fabricantes defienden su producto, es que los llamados “yogures probióticos”, permiten una supervivencia mayor de estos activos, que son más capaces de atravesar el proceso digestivo llegando intactos al intestino.  Esto no resulta fácil de demostrar.

spoonful-of-yogurt

KÉFIR: Se trata de un hongo que puede nutrirse de la lactosa de la leche o de agua azucarada. Por su compleja mezcla de bacterias, levaduras y hongos (lactobacillus, kluyveromyces, cándidas…) y sus numerosas virtudes, puede considerarse  uno de los mejores probióticos. Resumo sus principales propiedades, por ser menos conocido que el yogur:

  • Proporciona vitaminas K, complejo B, y minerales (magnesio y calcio).
  • Regula la presión arterial y reduce los niveles de colesterol.
  • Ayuda en la pérdida de peso y regula la glucemia.
  • Mantiene el sistema inmune sano y tiene efecto desintoxicante.
  • Tiene propiedades antibióticas, anti-fúngicas y anti-inflamatorias.

kerfir2ENCURTIDOS: Las aceitunas. pepinillos, cebolletas, siempre que lleven cierta dosis de fermentación, mejoran la flora intestinal.

CHUCRUT: Es un preparado de origen alemán a base de col fermentada que restablece el funcionamiento de la flora bacteriana.

MISO: Es un fermentado de soja originario de Japón que se utiliza como base de salsas y sopas. Se le atribuyen propiedades rejuvenecedoras.

Por otra parte, los principales representantes de los alimentos prebióticos son los siguientes:

Por contener un tipo de fibra vegetal soluble llamada INULINA, las alcachofas, raíz de la achicoria, ajo, puerro, cebolla trigo, avena, cebada y diente de león.

Podemos consumir también prebióticos naturales a través de legumbres, coles, espárragos y cereales integrales que  contienen RAFINOSA Y ESTAQUIOSA, trisacáridos que al igual que la INULINA no somos capaces de digerir y por ello, fermentan en nuestro intestino, y  alimentan así a las bacterias que mejoran nuestra salud.

ALIMENTOS SIMBIÓTICOS

Los alimentos simbióticos son alimentos funcionales que contienen probióticos y prebióticos.

Al mezclar ambos, se obtiene una relación de simbiosis en la que se mejora el metabolismo y la supervivencia de la flora microbiana.

sabores

Las investigaciones sobre alimentos funcionales simbióticos, buscan productos que combinen:

  • Carbohidratos no digeribles que alimenten nuestra flora.
  • La dosis adecuada (para que  puedan colonizar la superficie del intestino).de las cepas  de microorganismos que reporten los mejores beneficios a nuestra salud. 

Sin restar importancia a estos estudios, interesantes en la lucha contra patologías como el cáncer, entre otras y que pueden ser la clave para el éxito de las recomendaciones dietéticas, quiero decir que de momento, el ejemplo máximo de alimento simbiótico sigue siendo la leche materna, que reúne bacterias lácticas y fructoligosacáridos.

En principio el adulto, puede conseguir los beneficios  apuntados a través del consumo combinado de fibra, probióticos y prebióticos. La simbiosis tendrá lugar en su organismo. De momento, se confirma una vez más, que todo lo que el ser humano requiere para preservar su salud, está en la naturaleza. Cuando la pierde, la ciencia es su valioso aliado.probioticos palabras

En Dietyst se conjugan la ciencia de la alimentación y el arte culinario
Disfruta de nuestras propuestas dietéticas, consejos y recetas

REFERENCIA:

Comentar