HIGIENE - EL ARTE DE VIVIR DE FORMA SALUDABLE

HIGIENE – EL ARTE DE VIVIR DE FORMA SALUDABLE

1346911394777_bannerahhvs_445Hoy día, el concepto de higiene, se suele limitar a mantenerse externamente limpio, pero su significado es mucho más amplio. De hecho, más allá del aseo y la limpieza, incluye todas aquellas prácticas destinadas a conservar la salud física y mental.

Se trata en definitiva, de elegir los hábitos que apoyen nuestra propia capacidad curativa, ayudándonos en la auto regeneración cuando lo necesitamos.

Nuestro organismo, sabe cómo mantenernos sanos y fuertes. Incluso cuando lo maltratamos, es capaz de salir airoso y responder con equilibrio, hasta cierto punto. Lógicamente, si el maltrato es persistente, llega un momento en que se le acaban los recursos, y finalmente enfermamos.

Cuando nos sentimos mal, es habitual recurrir a la receta farmacéutica, para restaurar la salud o simplemente para aliviar los síntomas.

A veces no queda otro remedio, pero incido en este punto por el abuso exagerado que veo en mi entorno en el consumo de todo tipo de fármacos como si fueran caramelos. A menudo, nos precipitamos en nuestro afán por seguir el ritmo de vida, y nos metemos en el cuerpo lo que haga falta para volvernos a sentir bien, lo antes posible.

Desde hace más de medio siglo, nos movemos en una cultura farmacológica potenciada por grandes multinacionales, de la que es muy difícil escapar. 

La masificación de los sistemas sanitarios, no permite a los profesionales, dedicar parte del tiempo de consulta, a educar a los pacientes para una mejor gestión de su salud.  Si se planificara y se aplicara esta labor educativa, es posible que avanzáramos hacia una medicina que diera más capacidad de autogestión a los pacientes.

Pero no culpemos a la sanidad  de todos nuestros males. Asumamos nuestra propia responsabilidad. Si leyéramos detenidamente los prospectos, puede que nos pensáramos dos veces si asumir o no los posibles efectos secundarios de algunos fármacos, en lugar de tomarlos con tanta frecuencia como se suelen tomar.nutricion-buenos-habitos-buena-salud-revistacurves-600x350

Nuestro organismo, tiene su propia farmacopea interna, un conjunto de encimas, proteínas y hormonas con capacidad antibiótica, analgésica, antinflamatoria,… que nos puede defender de forma eficaz frente a la enfermedad. Cuando nos ataca una gripe, un trastorno digestivo, unas anginas… el cuerpo pide descanso para restaurar la salud por sí mismo. Si no le damos un margen para conseguirlo, seremos cada vez más dependientes de ayuda externa para superar cualquier trastorno.

¿No sería más sensato, llevar una forma de vida, que potencie nuestros propios mecanismos de defensa? Es cierto, que poco podemos hacer frente a la contaminación ambiental que nos llega por tierra, mar y aire, pero vamos a revisar lo que está en nuestras manos, para mantenernos en plenas facultades:

EVITAR TÓXICOS

Conviene evitar tabaco, alcohol en exceso y cualquier  tipo de sustancia tóxica, incluidas las farmacológicas, salvo que sean estrictamente necesarias. Nuestro sistema orgánico, si lo cuidamos bien y no lo agredimos de forma reiterada, está preparado para superar con éxito muchas disfunciones, antes de que estas, lleguen a agravarse. 

COMER DE FORMA SALUDABLE

Para llevar una dieta sensata, que nos aleje del sobrepeso y de las enfermedades degenerativas, no hace falta entender de nutrición. Basta con comer lo más natural posible: frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos, carnes magras, pescados blancos y azules, aceites de oliva y de semillas. Si las frutas, verduras, cereales… son de origen orgánico mucho mejor.

HACER EJERCICIO MODERADO

Ejercitarse de forma regular, es muy necesario. Son suficientes entre 1-2 horas, durante 4-5 días a la semana de ejercicio cardiovascular. Para quienes esto no sea posible, puede bastar con un paseo de media hora diario. Se puede comenzar con 15 minutos e ir aumentando gradualmente en la medida de las posibilidades individuales. Evitar el sedentarismo es fundamental.buena-salud-para-tu-corazon-620x360

DORMIR SUFICIENTE

Dormir entre 7-8 horas es reparador, porque durante un sueño nocturno de calidad, el cuerpo  se recarga tras el desgaste sufrido durante la jornada y repara los daños físicos y psicológicos. La falta de descanso, por el contrario, fatiga el cuerpo física y mentalmente disminuyendo su capacidad de respuesta y de recuperación.

EVITAR EL ESTRÉS

Se debe huir del estrés persistente, cómo del peor enemigo. Combatirlo, requiere un profundo cambio de actitud. El estrés es en realidad un instinto de supervivencia muy útil en emergencias, pero si nos sumimos en ese estado de forma permanente, esto puede dar lugar a graves enfermedades.

Las continuas demandas laborales y sociales requieren de nuestra capacidad de adaptación. Si no aprendemos a afrontar estas demandas sin ansiedad, aunque cuidemos nuestros hábitos escrupulosamente, podemos enfermar igualmente, porque nuestro organismo, al no descargar físicamente la tensión, secreta cortico esteroides que en grandes cantidades dañan el sistema inmunitario. Por eso, manejar adecuadamente el estrés, es vital.

HACER LO QUE TE GUSTA

Hacer lo que realmente nos gusta es curativo. Tener una actividad que nos compense de los inevitables malos ratos, es imprescindible.

Vivir la vida como un reto positivo en lugar de como una amenaza, fijarnos metas estimulantes, factibles y realistas, es necesario.

Aprender a ser adaptables y a sacar partido de las situaciones que en principio, no parecen favorables, nos puede ayudar incluso, a descubrir en nosotros capacidades nuevas.

La palabra higiene, viene de Higea, diosa griega de la salud y abarca, además de la limpieza externa, los buenos hábitos que se han repasado en este artículo y una alimentación saludable, lo más orgánica posible, en la que abunde la comida no procesada.

hygea_copia_romana_da_originale_greco_del_iii_sec-_ac

En Dietyst se conjugan la ciencia de la alimentación y el arte culinario
Disfruta de nuestras propuestas dietéticas, consejos y recetas

REFERENCIAS

  • Larrañaga, I. J. Carballo, J.M.,Rodríguez, Mª del Mar; Fernández, José A. Control e higiene de los alimentos. Edición 1. Mc Graw Hill. 1998.
  • http://gara.naiz.eus/paperezkoa/20070610/22955/es/El/cuerpo/puede/curar/si/mismo/90/casos
  • http://mejorconsalud.com/habitos-de-vida-saludables-para-tener-una-mejor-calidad-de-vida/
  • https://prezi.com/64kudvv5tlbc/higiene-seguridad-y-calidad-de-vida/
  • http://www.recursosdeautoayuda.com/8-buenos-habitos-en-la-vida/
  • http://www.carneysalud.com/v_portal/apartados/apartado.asp?te=89
  • http://www.tuotromedico.com/temas/vida_saludable.htm
  • http://www.kusadasi.tv/es/diosa-griega-hygeia.html

 

 

 

Comentar