LA CAFEÍNA, AGITA O ESTIMULA

LA CAFEÍNA, AGITA O ESTIMULA


tumblr_nfbjq6dlkP1rgg5peo1_500
Mucha gente sabe que el té y el café son excitantes, pero al cacao no se le atribuye esta característica. Sin embargo, los tres productos, en mayor o menor proporción, contienen un alcaloide que excita el sistema nervioso central. Hablamos de la cafeína.

Aunque durante un tiempo se denominó teína a la metilxantina del té, considerándola similar a la cafeína pero con diferente efecto, en realidad es el mismo alcaloide que contiene el café, solo que los polifenoles y antioxidantes del té, hacen que el impacto de su cafeína en el organismo sea más leve.

El  y el cacao, además de cafeína contienen teobromina, cuyo efecto estimulante es más suave, pero de acción más prolongada. Aunque fué  descubierta en los granos de cacao, podemos encontrarla en el té, el mate, la nuez de cola y el guaraná (planta amazónica, con alto contenido también en cafeína). 

Por otra parte, la cantidad de cafeína del cacao es mínima. Aun así, el consumo de chocolate en los niños menores de 5 años, no debiera superar los 50g diarios.

La  teobromina, en el ser humano, puede provocar molestias digestivas leves, si se ingiere en grandes cantidades, pero, en animales domésticos (perros, gatos), una dosis pequeña puede ocasionar arritmias, convulsiones y muerte.

.

chocolate11La cafeína, como la teobromina, además de estar presente en el café y el cacao, también es parte de la composición del mate, (bebida consumida en Sudamérica), y de la nuez de cola, con la que se fabrican las bebidas refrescantes que llevan su  nombre.

Se le atribuyen propiedades estimulantes del metabolismo y de la actividad mental, pero su consumo excesivo no está exento de riesgos.

La cafeína actúa como una droga psicoactiva y tiene efectos directos sobre nuestras hormonas, aumentando los niveles de cortisol, adrenalina y dopamina durante 4- 6 horas.

Se ha comprobado que provoca dependencia física  y síndrome de abstinencia cuando  se suspende su uso abusivo. Los estudios demuestran que un consumo diario por encima de 8-9 tazas, puede ocasionar úlceras gástricas, incremento en el nivel de colesterol, insomnio, ansiedad y depresión. También se relaciona con disfunciones cardíacas. Dosis de cafeína superiores a las descritas, pueden producir taquicardia y convulsiones.

No se recomienda ingerir cafeína en el embarazo, porque favorece el bajo peso en el niño y aumenta el riesgo de aborto espontáneo.

Se considera que entre 100 y 300mg (3 tazas máximo de café) al día, es un consumo moderado, que no representa riesgo para el adulto sano. Como siempre, en la moderación está la clave.

Con los siguientes datos de referencia, podemos saber la cantidad de cafeína ingerida y administrar mejor su consumo:

  • 1 taza de 15cl de café negro contiene 115 mg de cafeína
  • 1 taza de 15cl de café soluble contiene 70 mg de cafeína.
  • 1 taza de 15cl de café expreso contiene 65 mg de cafeína.
  • 1 taza de 15cl de café descafeinado contiene 3 mg de cafeína.
  • 1 taza de 15cl de contiene 40 mg de cafeína.
  • 1 taza de 15cl de mate contiene 80 mg de cafeína.
  • 1 taza de 15cl chocolate contiene 10 mg de cafeína.
  • 1 lata de 33cl de refresco de cola contiene 35 mg de cafeína.
  • 1 lata de 33cl de bebida energética contiene 80 mg de cafeína.

En países desarrollados, la media de consumo por habitante/día es de dos tazas y media. Si un adulto sano toma un cafecito o dos al día, no hay inconveniente.

crianca_cafeLo que no tiene demasiado sentido, es que la población que pasa hambre en el mundo, tome café, porque ni es alimento, ni es nutritivo.

En nuestro entorno, “más civilizado”, a los niños se les veta el café, y se les permite sin embargo, tomar bebidas de cola sin ningún control, sin tener en cuenta, que cada lata contiene unos 35 mg de cafeína, y que dos latas, suman lo mismo que un café expreso.

Si a esta cantidad, se añade lo que puedan consumir de cacao o chocolate, resulta que ingieren la misma cafeína que un adulto.

Cuanto menor sea su peso, mayor será la repercusión en su salud, alterándose su sueño,  su comportamiento, su capacidad de concentración, su tensión arterial y su ritmo cardíaco.

Son paradojas de estos tiempos que vivimos, en los que el exceso de estímulos de todo tipo, altera el normal desarrollo infantil y eleva el nivel de estrés del adulto.

Al margen de otros factores excitantes, para no interferir en los ciclos naturales de descanso y evitar la irritabilidad provocada por la sobre-estimulación inducida por la cafeína, es fundamental, que los adultos moderemos la cantidad de café consumida al día y elijamos bien el momento para hacerlo.

Por otra parte, los padres y madres, deberían tener en cuenta el contenido de cafeína del chocolate y de los refrescos de cola y regular en consecuencia, el consumo que hacen sus hijos de este tipo de bebidas.

Coca-Cola_Glas_mit_Eis

 

En Dietyst se conjugan la ciencia de la alimentación y el arte culinario
Disfruta de nuestras propuestas dietéticas, consejos y recetas

REFERENCIAS

 

 

 

 

Comentar