LIMITAR EL CONSUMO DE ADITIVOS ALIMENTARIOS

LIMITAR EL CONSUMO DE ADITIVOS ALIMENTARIOS

 

Aditivos
Se pueden definir los aditivos alimentarios,, como aquellas sustancias, que se añaden a los alimentos y bebidas, con 3 objetivos principales:

  • Modificar sus características de sabor, color u olor.
  • Mejorar su conservación.
  • Aumentar su adaptación a la transformación industrial o culinaria.

Es cierto, que la presencia de los aditivos en los alimentos, suele ser de mg/kg, y que todos los utilizados, se someten a rigurosos controles por organismos como EFSA, a nivel europeo y la OMS a nivel mundial.

Estos organismos regulan, entro otros aspectos, la ingesta diaria admisible de cada aditivo. La IDA, es la cantidad de un aditivo alimentario que puede ser consumida en la dieta diariamente, durante toda la vida, sin que represente un riesgo para la salud.

colorante-conservantesLa presencia en los alimentos, de emulgentes, colorantes, estabilizantes, potenciadores del sabor, edulcorantes, conservantes, antioxidantes, no puede superar la cantidad fijada por estos organismos.

En España, el Código Alimentario Español (CAE), recoge la Reglamentación técnico-sanitaria de aditivos alimentarios.

Pero los aditivos, pueden ocasionar síntomas diversos en algunas personas, por hipersensibilidad.

Reacciones de intolerancia, clasificadas como indeterminadas, son producidas por benzoatos, sulfitos y otros, que causan síntomas respiratorios y dermatológicos (asma, rinitis y urticaria).

También pueden darse reacciones alérgicas, mediadas por mecanismos inmunológicos. Existen aditivos, especialmente problemáticos en este sentido, como ciertos colorantes o derivados del azufre, relacionados con síntomas de asma.

Por otra parte, yo me planteo, al margen de estos problemas en individuos concretos, si realmente es posible, controlar la cantidad total consumida diariamente de cada aditivo, teniendo en cuenta nuestra dieta, gustos y aficiones gastronómicas.

Como podemos saber, si superamos realmente o no, la IDA de un determinado aditivo.

El-etiquetado-de-alimentos


Insisto, hasta qué punto controlamos por poner un ejemplo, el azúcar consumido, teniendo en cuenta el que ingerimos, sin saberlo, a través de los alimentos elaborados. 

Si, el azúcar también se usa como aditivo, de hecho está presente en sus diferentes formas, en el 80% de los productos procesados, y es muy difícil, no sobrepasar el límite indicado por la OMS para el consumo de azúcar diario.

Este límite (el 10% de las calorías totales), supone en una dieta de 2000 Kcal, 50g de azúcar máximo al día. Quién no lo supera, en nuestro entorno, me pregunto.

Si miráis las etiquetas de los envasados de vuestra despensa, y retiráis los que contienen azúcar, es posible que quede vacía. Hacer la prueba.

Si no consideráis el azúcar, un aditivo problemático, como los que he mencionado antes, os equivocáis. El azúcar está ligado directamente, con el notable incremento de la incidencia de diabetes tipo II y con la epidemia de obesidad, que asola el llamado mundo civilizado.

Igual que ocurre con el azúcar, es difícil conocer nuestro consumo diario (IDA), del resto de aditivos presentes en los productos elaborados que consumimos habitualmente.

Paté de patoLo que viene envasado, necesita conservarse y permite todas las estrategias legales, que la industria considere necesarias para mejorar su producto y sus ventas.

La cuestión es, si podemos hacer algo al respecto. Evidentemente, tiene muchas más probabilidades de superar el límite considerado inocuo para un determinado aditivo, quien consuma más productos procesados que naturales. Así que, la solución es bien sencilla, desde mi punto de vista.

Mi consejo es incrementar el consumo de  alimentos sin procesar, provenientes de la tierra, del aire y del mar y disminuir el de productos elaborados.  Así de sencillo. Me dirás que  no es tan fácil. Pero, si te decides a dar el cambio, no lo vas a hacer de la noche a la mañana; poco a poco, puedes ir eliminando algunos productos de tu despensa. En todo caso, conviene mirar siempre las etiquetas, de los productos que decidas seguir consumiendo.

Yo personalmente, prefiero reducir lo más posible, el consumo de envasados, porque ahorro mucho tiempo y dinero, y lo más importante, gano salud.   

pescado-vegetales

En Dietyst se conjugan la ciencia de la alimentación y el arte culinario
Disfruta de nuestras propuestas dietéticas, consejos y recetas

BIBLIOGRAFÍA:

  • Krause. Nutrición y dietoterapia . Edición 10. Mcgraw-hill / interamericana de México, 2000.
  • Arturo Jimenez Cruz, Pilar Cervera Ral, Montserrat Bacardí Gascón. Tabla de composición de alimentos. Edición 6. Novartis Consumer Health SA
  • Dr Pedro Mario Fernandez San Juan. Revista de Nutrición Práctica,. Editorial Sprim España.
  • Larrañaga, I. J. Carballo, J.M.,Rodríguez, Mª del Mar; Fernández, José A. Control e higiene de los alimentos. Edición 1. Mc Graw Hill. 1998.

Comentar