MEDICINA OFICIAL Y/O ALTERNATIVA

MEDICINA OFICIAL Y/O ALTERNATIVA

 

2717010505_26f8c9b392Las recientes noticias, sobre la eliminación de la homeopatía de la enseñanza española, han generado en mí cierta intriga, por conocer el motivo que mueve a los defensores de la medicina oficial, a arremeter con tanta fuerza contra las que denominan “terapias alternativas”.

Estas terapias, incluyen, además de la homeopatía,  la fitoterapia, la reflexología, el naturismo, la acupuntura, el biomagnetismo y otras, a las que la gente recurre en busca de respuestas, que no ha encontrado en la medicina convencional.

Quizás sea esta, la causa de que los defensores de esta medicina, que también podría llamarse farmacéutica, las ataquen sin piedad. No quiero cometer su mismo error, así que intentaré no recaer en la ironía al referirme a esta medicina, basada en la evidencia. Pido disculpas.

Pido también, el mismo respeto para el resto de sistemas curativos. Permitan, al común de los mortales, elegir la terapia que estime conveniente para mejorar su calidad de vida y esquivar la muerte.
elixir_edited-1728x800_cNo seré yo quien reste validez al saber, atesorado durante años de estudio, por parte de  médicos, microbiólogos, bioquímicos…Sus conocimientos salvaron la vida a mi madre en tres intervenciones quirúrgicas a corazón abierto.

Soy muy consciente además, del capital humano, integrado por todos los profesionales que forman parte de  la medicina científica. La he conocido desde dentro, porque he trabajado en un hospital durante 9 años.

Por otra parte, en mi experiencia personal, en el cuidado de mi salud y la de los míos, he tocado varias puertas en busca de resultados.

Uno de mis hijos, tenía catarros complicados  y vómitos que no se  solucionaban con inhaladores, ni antibióticos. Mi instinto materno y mi espíritu inquieto, me llevaron a buscar nuevas opciones y finalmente fueron la fitoterapia, junto con las indicaciones prácticas de un alergólogo (al que el pediatra nunca me derivó), las que solucionaron su problema.

Cuando volví a la consulta pediátrica, con el informe de alergia en la mano, el profesional se sintió algo incómodo por la situación y me preguntó: ¿Pero, tantos catarros tiene? Mi respuesta fue tajante. NO, solo ha tenido uno, pero le ha durado 6 años.

Posterior, he sabido, que los niños expuestos de forma frecuente  a la antibioterapia, sufren cambios importantes en su ecosistema intestinal y pueden desarrollar alergias, enfermedades digestivas y autoinmunes. Se me ponen los pelos como escarpias. Doy gracias al fitoterapeuta y al alergólogo, porque mi  hijo es hoy un adulto maravillosamente sano.

Reiki-HomeEn Francia, Alemania, Reino Unido y Suiza, la homeopatía se encuentra integrada dentro de sus sistemas de salud  públicos.

Esta denominada “pseudociencia”, se utiliza en la actualidad en más de 80 países, con más de 300 millones de pacientes y alrededor de 248.000 médicos que la prescriben en sus consultas. Deben sufrir todos ellos, de estupidez congénita irreversible. (Perdón de nuevo, pero no lo puedo evitar).   

Cuando escuché, que en la Universidad de Barcelona, se anulaban los cursos de homeopatía, concluí que aún arrastramos parte del retraso que el franquismo supuso en nuestro país.

La cuestión es, a quien le interesa eliminar del mapa universitario una disciplina como la homeopatía, basada en la personalización de los tratamientos, carentes, por otra parte, de efectos secundarios, que utiliza sustancias naturales en dosis infinitesimales. Los medicamentos homeopáticos, provocan efectos semejantes a los que se quiere combatir para que el organismo se defienda.

Los medicamentos alopáticos, de la medicina oficial, creados para  atacar las consecuencias de la enfermedad, nunca las causas, consiguen disminuir sus síntomas. Sin embargo, no debemos ignorar los posibles efectos adversos. Basta leer detenidamente los prospectos, para cuestionarse si realmente, es oportuno su empleo.

Pero mucha gente no los lee, y toma ibuprofenos a mansalva hasta para calmar las agujetas causadas por el deporte. Esta horrible cultura, de la píldora mágica para todo, está potenciada por la publicidad, que alienta a consumir fármacos, con una falsa sensación de inocuidad, transmitida y respaldada por las conocidas marcas farmacéuticas.

172322_8116279888_f94a675d4c_b_34Creo que se debiera poner orden en esta situación, para que nadie abuse de los medicamentos.

Los profesionales médicos, por una parte, no consideran que educar a la población, entre dentro de sus responsabilidades, y por otra, subestiman el valor de las terapias, que no han estudiado en la Universidad, con el argumento de que no se puede probar su efectividad.

Pero para poder comprobarla, habría que empezar por dedicar a ello, parte de los recursos económicos que se destinan a la experimentación y aprobación de los fármacos.

La medicina holística, engloba a todos los tratamientos alternativos mencionados y se basa en utilizar la capacidad curativa del propio organismo. Conviene remarcar, que el uso de algunas de estas terapias se remonta  a la antigüedad. No voy a centrarme en ninguna de ellas; sólo diré, que la acupuntura y la fitoterapia, se originaron muchos años antes de Cristo y no me parece inteligente desechar toda la sabiduría recogida por la humanidad durante tantos siglos.   

acupuntura-bogota-700x350Creo, que hay mucha manipulación detrás del frontal rechazo de la corriente mayoritaria hacia las medicinas alternativas. Manipulación, claro está, guíada por quienes ven peligrar sus intereses ante el avance gradual de los tratamientos diferentes, a los que ellos venden.

Siento una enorme impotencia,  cuando presencio programas televisivos en los que tanto el presentador como la mayor parte de intervinientes (políticamente correctísimos), se mofan de la sabiduría ancestral, eligiendo para su circo al último mono de la feria, como representante.

Me parece obscena, la burda estrategia, de utilizar a vulgares charlatanes para desprestigiar, la práctica honesta de la curación de dolencias de mayor o menor gravedad, con resultados palpables. Resulta un espectáculo penoso.

También me desagrada, cuando oigo a extremistas de lo alternativo, criticar sin objetividad a todo lo que huela a convencional.

En definitiva, quiero plantear a través de este artículo, dos cuestiones que me parecen fundamentales:

  • Máximo respeto, tanto por las medicinas tradicionales, como por la medicina moderna.
  • Defensa del derecho que todos tenemos, a elegir la terapia que consideremos conveniente en cada momento. Por favor, no destruyan, no inhabiliten, no entorpezcan alternativas curativas.

Es una pena, que pedir a las dos medicinas que se apoyen y colaboren entre sí, sea ilusorio y utópico de momento,  pero lo que sí es exigible y necesario, es el mutuo respeto por parte de ambas.

thMint_leaves

En Dietyst se conjugan la ciencia de la alimentación y el arte culinario
Disfruta de nuestras propuestas dietéticas, consejos y recetas

 

REFERENCIAS:

  • Irina Matveikova. Inteligencia digestiva . Edición 8.  / La esfera de los libros. SL, 2011
  • Irina Matveikova. Salud Pura . Edición 1.  / La esfera de los libros. SL, 2013.
  • http://www.botanical-online.com/medicinaalternativa.htm
  • http://puedecurarsecurese.com/
  • http://es.psicologia.wikia.com/wiki/Reflexolog%C3%ADa
  • http://www.ohani.cl/biomagnetismo3.htm
  • http://www.acupunturajaponesa.com/tecnicas.html

 

                                                                            

                                                                                              

 

Comentar